Añana-Valderejo-P-1024x679

Valdegovía estrena vídeo promocional

Visitar Valdegovía  supone encontrar uno de las portadas más representativas del románico en Araba/Álava, la de la iglesia de Tuesta, o quedarse sumamente sorprendido con la historia que esconde la Torre-Palacio de los Varona, la única fortaleza alavesa que conserva su foso, y en la cual han vivido de forma ininterrumpida los descendientes directos de doña María Pérez, llamada “Varona” por su valentía al hacer prisionero a Alfonso I El Batallador. Y es que en tiempos romanos existía una calzada que unía Astorga-Burdeos con el mar Cantábrico a través de Orduña, y de ahí las torres y casas-palacio que se suceden por la zona.

El Parque Natural de Valderejo se extiende por la parte más occidental de Valdegovía, siendo uno de sus principales puntos de atracción turística. Miles de visitantes lo recorren al año para disfrutar de sus paredones calizos, hayedos, robledales, el desfiladero del río Purón y las rutas marcadas, de las que informa el Parketxe ubicado en Lalastra. Dentro de la rica fauna a la que da cobijo el Parque Natural, el buitre leonado es su huésped más ilustre.

Si se refiere a iglesias, la de San Román de Tobillas ha conseguido auparse como la más antigua del territorio alavés y su trabajo de restauración ha vuelto a abrir el debate sobre la arquitectura prerrománica. También el Santuario de Nuestra Señora de Angosto es referencia por su enclave natural y las romerías que celebra; y en la iglesia de Bachicabo se han descubierto dos retablos, lo que bien merece una visita para descubrir cuáles fueron los motivos de tal curioso hecho.

Los rincones de Valdegovía y de la comarca de Añana se pueden visitar también a lomos de un caballo gracias a Gaubea Ecuestre que tiene afincado su picadero en Villamaderne.

Vídeo promocional de Valdegovía